El 40% de los niños carece de apego seguro

Corre la voz
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Os hago una traducción resumida de un estudio que se realizó en los Estados Unidos sobre el apego y la vinculación madre bebé.

Es alucinante como los números sobre este tema que saltan a la luz.

lack-secure-attachment

Imagen: bellybelly.com.au

Un reciente y sorprendente estudio sobre 14 mil niños en los Estados Unidos halló que hasta un 40% de los niños no desarrollan vínculos emocionales fuertes (lo que los psicólogos denomina “apego seguro”) con sus padres.

La revisión del estudios internacionales del apego, Baby Bonds, encontró que los niños menores de tres años que no formaron un vínculo fuerte con sus madres o padres son más propensos a la agresividad, e hiperactividad cuando son mayores.

El apego se refiere al impacto que tiene el cuidado temprano de los padres tiene sobre el desarrollo emocional y social de los niños.

Cuando los padres responden a un niño de una forma cariñosa, sensible y — como por ejemplo, coger a un niño en brazos cuando llora y reconfortarlo — el niño se siente seguro y confiado de que sus necesidades serán suplidas.

Cuando está estresado, un niño sabe que sus padres responderán con sensibilidad y en consecuencia puede que exprese emociones negativas buscando la proximidad del cuidador y esperando sentirse mejor.

La vinculación es frecuentemente, pero no siempre, un proceso instintivo que está influenciado por tu interacción con tu bebé.

Entonces, ¿cómo puedes ayudar a prevenir que tu niño notenga un apego seguro?

Aquí tienes a cinco maneras para lograr un apego seguro:

  1. El poder del toque: desde el momento del nacimiento, el bebé buscará el pecho de su madre. Dejando que madre y bebé estén juntos, tranquilos y en contacto piel con piel durante la primera hora de vida, ayudará al proceso de vínculación y apego. Es un momento crítico que madre y bebé nunca recuperarán. Debemos dar el respeto que se merece. Un vez en casa, mucho contacto piel con piel, masaje infantil y caricias.
  2. Alimentarlo con contacto visual y presencia: dando el pecho o el biberón, el momento de la alimentación es un momento importante para conectar con el bebé.
  3. Portear – lo más cerca posible para besarle: el porteo reúne todos los elementos para crear el vínculo (contacto visual, toque, olor y voz).
  4. Colecho seguro: está recomendado hacerlo por lo menos los 6-12 primeros meses de vida.
  5. Respeta el llanto de tu bebé: la ciencia ha demostrado que cuando los bebés lloran solos y desatendidos sienten pánico y ansiedad. Sus cuerpos y cerebros segregan adrenalina y cortisol, que son hormonas del estrés. Los bebés necesitan soporte y a sus padres o cuidador cerca.

Para acceder al artículo completo haz click aquí.

Añado un reciente post de Bebés y más donde presentan otro estudio relacionado con el contacto y el desarrollo del bebé.

 

Ana, Doula y fisioterapeuta en Madrid

Corre la voz
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies